Ir al contenido principal

Para no desentonar

Veo en muchos blogs que todos comentan su festejo por el día del amigo y no voy a ser menos.

Hace ya tres años que para el día del amigo nos juntamos con los chicos del colegio. Con algunos nos conocemos desde los 15 años, otros de los 13 años, otros de los 5 y hasta desde los 3. El destino es una casa en un country, cuyo parquecito sufrió miles de partidos de lo que sea a través de los años. La fecha, el 18 de julio, domingo.

El punto central en este festejo es la entrega de regalos, para la cual hacemos un amigo invisible con un monto aproximado a respetar con sorteo. Es decir, compramos un regalo sin saber para quién es, por lo que hay que buscar algo "universal".
La gracia principal de todo esto es lograr NO ser el que da el peor presente, ni ser quien lo recibe.
Las características para evitar el mote de "peor regalo" son: que sea original, que sea útil, que no se haya regalado en años previos, que uno mismo no haya regalado lo mismo en ediciones anteriores, que no sea una nimiedad que por ser de calidad su precio alcance el monto requerido (como ser un llavero de marca onerosa).
Es todo un tema no ser quien da el peor regalo o el que lo recibe. Es un grupo de gente muy cruel y criticadora y, si bien llevamos años y años habituados, hay que bancarse toda una tarde de gaste, prolongada a las siguientes reuniones!

Este año el ingrediente especial era la segunda edición del "Torneo Secreto", del cual, al ser secreto, sólo puedo contarles que no se realizó porque la lluvia dejó la cancha inundada y porque hacía un frío terrible.

Los regalos entregados fueron:
-un Chandon: criticadísimo por ser el tercer año consecutivo que lleva una bebida alcohólica
-golosinas varias: poco original, pero de haberlo recibido hubiese estado muy contento
-tres pringles, tres cervezas y tres películas del gordo Porcel: un poco más original que las golosinas al haber una selección personalizada
-miniCoggle: este fui yo, me dieron con un caño, pero lo banco. Es un juego de mesa de formar palabras, en el cual soy un as (sí, soy tan nerd que me enorgullezco de ello).
-desodorante+jabones de Rever Pass: pelea por "Peor Regalo 2010". Se dice que con suerte habría gastado la mitad del monto requerido.
-libro de cuentos de fútbol de Eduardo Sacheri: lo recibí yo. Bastante agradecido porque ando buscando libros para el viaje, y está bueno tener algo distinto.
-boxer de Caro Uomo: ni a palos gastaría tanto en un calzón, pero si lo recibiese no estaría mal. Después de todo, hay que venderse incluso una vez vendido!
-forros, peli xxx, revista acorde: poco original pero útil. La peli es además un recuerdo nostálgico de la adolescencia, porque fue un título muy requerido a su dueño durante el secundario. Igualmente se lo criticó por no haber gastado un mango.
-vaso mezclador: así como leen. Un vaso que trae una tapa con una hélice, que al encenderla gira rápidamente para mezclar... no sé, el nesquik, la coca, un trago. Pelea arduamente por ser el "Peor Regalo 2010".
-remera: claramente sufrida por quien la recibió, catalogada de ser "noventosa". Pero con posibilidad de cambio.
-reloj: el regalador en este caso era de temer, ya que en oportunidades anteriores hizo feliz a un chino que vende chucherías por el barrio homónimo, e infelices a los agraciados. El mismo dijo que esta vez era también "étnico", pero luego explicó que había sido comprado a un vendedor de origen africano (senegalés, estimamos) en la calle.
-lámpara de lava: si fuese por mí, pelearía también por el antipremio, pero sabemos que quien lo recibió es un posible usuario de la misma.

El año que viene aumentamos el monto, esta vez nos comió la inflación.

Comentarios

  1. Guau... eso es estar organizados. En el caso de mi grupo de amigos, si estamos todos nos juntamos, si las mujeres los dejan, si la fecha no jode a ninguno por laburo... etc.

    Este año la reunión fue de dos, y tan chotos que ni siquiera terminamos la pizza y apenas tomamos media botella de vino. Ya vendrán tiempos mejores. (?)

    ResponderEliminar
  2. Hugo, es que ya esta establecido que el 20 de julio nos juntamos para esto, y saben que hay que reservarse.

    Si es muy amigo esta bien la reunion de a dos. Podes hablar de cualquier cosa, y si hay silencios a ninguno le importa.
    Si es un conocido de mucho tiempo devenido en amigo puede ser mas embole porque no compartis tantas cosas y los silencios son incomodos.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

El aprendiz

Está esa manía de pasar todo por la fe. Pero no cualquier fe, es una que se aboca únicamente a una arista pseudoespiritual, totalmente comercial. ¡Que hay una industria, carajo! No es muy difícil de ver, pero la única manera es salir del cerco y mirarlo todo de afuera.

Hay fotos que se disfrutan desde el detalle, pero hay otras que van a dar todo desde su forma. A esas, cuando uno las ve de lejos o en un tamaño un poco más pequeño del habitual, se las puede apreciar como son.
Si se intenta recorrer un valle y decidir sin mapa para qué lado salir al lago que supuestamente está a mano, la desorientación, estando dentro del paisaje, tiene mayores probabilidades que pegarle a qué sueño salió a la cabeza en la quiniela esta mañana. Es eso, un mapa desde afuera, una brújula desde dentro.
Pero esa rosa de los vientos es negada en la Fe, esa que va con mayúscula inicial porque lo dice la Real Academia, esa que está vedada, y son los que se atreven a hacer uso de su cercenado libre albedrío lo…

Música para romper todo

A principio de año, antes de tener blog y siquiera pensar en ello, armé una de las que facebook llama "notas".
El tópico: música elevadora. Canciones de esas que te hacen volar a estados mentales más allá de cualquier cosa. Un acorde, un grito, una armonía, un solo, un riff que te hace subir y subir por las nubes hasta ver el universo mismo.

Tuvo muy buena respuesta, muchos se prendieron dando su parecer.
Otro día quizás repita la experiencia acá, puede ser interesante. Pero hoy voy con algo similar: música para romper todo!

Ese tema que te acompaña cuando estás enojado porque te volcaron café caliente encima, un albatros te cagó el auto justo después de lavarlo, te interrumpieron el polvo cuando te faltaban dos bombeos para acabar, te bancaste tres colectivos que no pararon, por amable bajaste del subte para dejar subir gente y te quedaste abajo, la señora adelante tuyo en la cola del banco te ve cara de oyente para sus quejas a la burocracia del sistema, la falta de educación …

La última tormenta de invierno

Una vez cada tanto realmente disfruto caminar en la lluvia.
Pero esta vez no fue sólo eso. Esta vez hizo frío, el agua parecía hielo. Las manos quemaban heladas, parecían dormidas por momentos. Los pies agradecían haberme puesto borcegos, siendo los que mejor la estaban pasando. Mi campera impermeable no dejaba de tirar toda el agua que repelía sobre el jean gastado, que parecía pesar más que yo mismo al nacer.
La sudestada finalmente llegó.
Y yo fui el agua helada, fui el viento gélido, los charcos bajo mis pies. No fue caminar en la lluvia, fue ser la lluvia congelando la piel reseca de las manos, el viento pegando en la cara dejando sentir sólo más frío.
Por un rato fui la sudestada.
Llevándome todo por delante, sin detenerme ante nada, sin reparar en nada.
Realmente disfruté ser la sudestada.
Que se venga otra tormenta, voy a estar preparado.
Cada vez más.