lunes, 26 de agosto de 2013

Top 3: Tapas de Clarín

Atención. Musicalícese el presente post con ESTE LINK. Lo pondría acá, pero a Blogger no le gustan los videos demasiado largos, y siendo que en realidad es un disco, solo voy a decir: La Ciencia está en hacer llegar  a todxs la historia del país de maneras múltiples y entretenidas, pero comprometidas. Otro día tocará una reseña del disco tema a tema.


Hoy, el gran diario argentino sacó un micrositio donde se pueden ver todas (bueno, casi todas) sus tapas desde su invención.
Empecé este top 3 por diversión, pensando "¿le deberán guita al gerente de marketing del Grupo?". Me equivoqué. Fue bastante triste, y es fácil saber por qué.
Veamos:

3- Arranca el podio una tapa de la cual se empezó a saber más hace no mucho tiempo. El 6 de octubre de 1982, las Madres de Plaza de Mayo aparecían por primera vez en una foto en la portada del diario. ¿De qué manera? ASI. ¿Y cuál es el problema? ESTE.

2- O casualidad, como en la redacción de Clarín les gusta hacer homenajes, repitieron hace once años. Esta vez, nuevamente teniendo todas las fotos a su disposición, publican ESTO el 27 de junio de 2002. Al día siguiente se retractarían, pero la mancha no sale con lavandina.

1- Tuve que hacer un conjunto para el primer puesto. Son las tapas del 24, 25 y 27 de marzo de 1976. En la primera, presentan al "nuevo gobierno". Al día siguiente anuncian, "che, está todo bien, siga siga Lamolina". Por último, de la cual subo un jpg encontrado en la web porque no anduvo la fecha en el sitio, una tapa que avisa bien grande que el Imperio acepta a la Junta, juntito a otro titular que nos dice que el FMI le da un crédito al país:


Bonus track - Técnicamente no es de Clarín, pero sí del grupo, y es la más reciente.
Es la tapa del diario Muy, del 28 de junio de 2013. Muy Morboso.


Si hay alguien ahí, ¡os invito a buscar y proponer más tapas!

Dulce insomnio...

... cuando trae algo inesperado.
Querer no es poder, pero ya tengo los sueños para horas de sueño.

miércoles, 21 de agosto de 2013

Nuevas escenas de la cotidianeidad

Madre con pierna rota (por primera vez en su vida).
Padre con buen humor (animo en subida).
La lleva en la silla de ruedas sosteniendole la pierna porque no la puede bajar. Se rien. Se cagan de risa. Me hacen bien. Seguro ni se dan cuenta.

miércoles, 14 de agosto de 2013

Tortugas imantadas

Me cansé de escuchar que Illia fue el presidente más honesto. Más si esa figura es mandada a recordar por quien decidió que debía irse.
¿De qué sirve un presidente humilde y honesto si no tiene la fuerza para plantarse ante los grandes poderes económicos? Habrá tiempo más adelante para presidentes bonachones. Mientras tanto, a seguir enfrentando a los gigantes que alguna vez metían miedo.
Nos vemos en octubre, Hectitor.

sábado, 10 de agosto de 2013

Que lindo que lindo!

Y de golpe me encontré bailando mientras nadie veía. ¡Qué lindo bailar a pesar de todo! O quizás no sea a pesar.


jueves, 1 de agosto de 2013

Por qué creer

"En muchísimos aspectos esta choesión de la conciencia de la clase obrera culminó, en los antiguos países desarrollados, al término de la segunda guerra mundial. Durante las décadas doradas casi todos sus elementos quedaron tocados (...). Una existencia mucho más próspera de lo que jamás hubiera esperado llevar alguien que no fuese norteamericano o australiano pasó a "privatizarse" gracias al abaratamiento de la tecnología y a la lógica del mercado: la televisión hizo innecesario ir al campo de fútbol, del mismo modo que la televisión y el vídeo han hecho innecesario ir al cine, o el teléfono ir a cotillear con las amigas en la plaza o en el mercado (...). La prosperidad y la privatización de la existencia separaron lo que la pobreza y el colectivismo de los espacios públicos habían unido."
Fragmento de Eric Hobsbawm, Historia del siglo XX, capítulo X.

De esto, tengo dos cosas para decir. Una:
"Y una vez que veas que
lo que tenés te tiene a vos
vas a sufrir lo que sos."

Dos, que no importa con cuántos embates el capitalismo trate de hipnotizar al planeta, siempre va a generar desigualdad, y en eso está la esperanza de cambio inminente. Porque ante la necesidad y el hambre se vuelven a abrir los ojos y, siento desilusionar a los pesimistas, pero despierto el hombre es un ser solidario y colectivo. Con los ojos abiertos se ve más claro.