Ir al contenido principal

Culpable

Lo confieso, soy culpable.
Me dije todo el mes que no lo iba a hacer porque había aumentado la última vez. Justamente, ESA iba a ser "la última vez".
Algunos tienen otros vicios, yo tengo este. Que me acepten como soy, después de todo yo hago eso mismo con los demás.
Pero... no me arrepiento eh. Qué cosa más linda es poder hacer eso y no sentirse mal al respecto! Sin que nadie me mire con el ceño fruncido y un índice acusador. Y si a alguien le molesta, que la chupe!
Lo voy a hacer siempre que quiera, donde quiera y cuando quiera! No importa cuánto tenga que pagar! Y si es necesario que sea internacional, que así sea!



Antes de proseguir confiese Ud., estimado lector, de qué piensa que estoy hablando.
Le doy unos renglones más...




Un par más...





Casi!
Paso a explicar. Es que tenía que manejar media hora de ida y otro tanto de vuelta, y con lo que me gusta hacer eso mientras manejo! No lo pude evitar. Tuve que hacer un desvío y pasar a buscarlo. En plural debería decirlo, a buscarloSSS. Si tres "S" porque fueron tres! Es que venía tentado desde ayer. A veces pasa que uno lo deja un tiempo y de un momento a otro automáticamente caen las ganas.
Más todavía cuando me di cuenta que en la compu no tenía nada. Ni siquiera mezclado en algun cd con mp3!

Sisi, pasé por mi disquería amiga y mi sono comprato:
Deftones - White Pony
Deftones - Deftones
Jack Johnson - To The Sea

Ouuuu Ieeeeeea!!!

Comentarios

  1. bien!
    yo creo que desde agosto pasado, sin falta me compré 2 cds mensuales.
    un lindo placer

    ResponderEliminar
  2. Jack Johnson!!! quiero ser comiloto y bailar sentada. Definitivamente, desde que existen los reproductores de música portátiles, pertí toda posibilidad de ser piloto.

    ResponderEliminar
  3. Pana, antes que me dijeras me compraba casi uno por mes sin estar planificado, luego de eso corro con la regla de los 2 mensuales! (buen, 3)

    Cata, vamos hasta Atalaya escuchando Jack Johnson con los pelos al viento!!! Yo invito las medialunas (me la re jugue eh, invito las medialunas!).

    ResponderEliminar
  4. Che buenisimos discos!!! Jajajajaj Tenes para toda la semana con eso!!!!
    Yo crei que hablabas de morfi! Yo soy capaz de manejar kilómetros por un chocolate jajajajajajja

    ResponderEliminar
  5. Me puedo prender en el viaje???
    Ojo, no voy por las medialunas...
    bueno, una me como.
    =)


    Lindo vicio señor, muy lindo.

    ResponderEliminar
  6. Guada, si te remontas a mis primeros post de hace un mes, ya exprese mi sentimiento hacia el chocolate. Y me quede corto.

    Chipi, obvio, pero mira que yo hablo en serio! Me gusta manejar, mas si es con musica, y mucho mas si en el punto de destino hay comida! Diganme cuando y arrancamos rumbo "sur".

    ResponderEliminar
  7. Me viste cara de chiste a mi?
    Yo también hablo en serio!!! porque nadie me cree???
    En fin, yo digo que organicemos bien para cuando empiece un poco la calor...eso de ir con los pelos al viento me encantó, pero me bajas la ventanilla con estos fríos y me vas a empezar a caer muy mal.

    ResponderEliminar
  8. Que seria una cara de chiste?
    Vamos a los pagos de Guada, que dice que esta haciendo calorcito! -20°

    Mas adelante cuando merme el frio organizamos bien un dia de paseo con esta manga de... bloggers.
    (cuando se esta por acabar la mermelada se puede decir que merma la mermelada?)

    ResponderEliminar
  9. no se qué sería una cara de chiste, pero será como la mía....veo que me tomas poco en serio...

    A lo de Guadis voy de una...en pleno enero.

    que feo suena eso de "manga de...."
    y sí, cuando se acaba la mermelada, merma la mermelada, obvio.

    Ahora, como bien le dije a tu amigo Martín Panna (por otro tema que no viene al caso), esto quedó por escrito. No podes hacerte el boludo más adelante.
    Tengo abogados.


    besossss

    ResponderEliminar
  10. Que no merme la mermelada!
    No me hago el boludo, soy, pero tampoco viene al caso.
    Y si, quedo por escrito y tengo buena memoria, no te preocupes.

    ResponderEliminar
  11. sabes que se me acaba de mermar la mermelada de rosa mosqueta que me trajeron de Bariloche hace apenas dos semanas?
    puedo ser tan cerda?
    qué carajo...


    me pasó recién y venía al caso...creo que es la única oportunidad en la que podía usar la frase y aproveché, viste?

    ResponderEliminar
  12. Lindo vicio ese... en una época de mi vida se había vuelto casi una adicción, si tenía que elegir entre gastar la guita en un disco o para salir de joda, de cabeza terminaba comprándome un CD.

    Hace un par de años mi equipo de audio pasó a mejor vida pero aun así seguí comprando discos, la mayoría solo fueron escuchados una vez en la PC y luego convertidos a MP3... muy al pedo teniendo Internet pero bueno, todos tenemos algún mambo medio raro dando vueltas.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  13. Chipi, "que no merme la mermelada" es como "que no se corte", uno lo dice pero sabe que va a terminar pasando.

    Hugo, si, yo ahora los escucho en el auto solamente, pero en la pc todo mp3. Coincido con los mambos, cada loco con su tema dice el saber popular.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

El aprendiz

Está esa manía de pasar todo por la fe. Pero no cualquier fe, es una que se aboca únicamente a una arista pseudoespiritual, totalmente comercial. ¡Que hay una industria, carajo! No es muy difícil de ver, pero la única manera es salir del cerco y mirarlo todo de afuera.

Hay fotos que se disfrutan desde el detalle, pero hay otras que van a dar todo desde su forma. A esas, cuando uno las ve de lejos o en un tamaño un poco más pequeño del habitual, se las puede apreciar como son.
Si se intenta recorrer un valle y decidir sin mapa para qué lado salir al lago que supuestamente está a mano, la desorientación, estando dentro del paisaje, tiene mayores probabilidades que pegarle a qué sueño salió a la cabeza en la quiniela esta mañana. Es eso, un mapa desde afuera, una brújula desde dentro.
Pero esa rosa de los vientos es negada en la Fe, esa que va con mayúscula inicial porque lo dice la Real Academia, esa que está vedada, y son los que se atreven a hacer uso de su cercenado libre albedrío lo…

Música para romper todo

A principio de año, antes de tener blog y siquiera pensar en ello, armé una de las que facebook llama "notas".
El tópico: música elevadora. Canciones de esas que te hacen volar a estados mentales más allá de cualquier cosa. Un acorde, un grito, una armonía, un solo, un riff que te hace subir y subir por las nubes hasta ver el universo mismo.

Tuvo muy buena respuesta, muchos se prendieron dando su parecer.
Otro día quizás repita la experiencia acá, puede ser interesante. Pero hoy voy con algo similar: música para romper todo!

Ese tema que te acompaña cuando estás enojado porque te volcaron café caliente encima, un albatros te cagó el auto justo después de lavarlo, te interrumpieron el polvo cuando te faltaban dos bombeos para acabar, te bancaste tres colectivos que no pararon, por amable bajaste del subte para dejar subir gente y te quedaste abajo, la señora adelante tuyo en la cola del banco te ve cara de oyente para sus quejas a la burocracia del sistema, la falta de educación …

La última tormenta de invierno

Una vez cada tanto realmente disfruto caminar en la lluvia.
Pero esta vez no fue sólo eso. Esta vez hizo frío, el agua parecía hielo. Las manos quemaban heladas, parecían dormidas por momentos. Los pies agradecían haberme puesto borcegos, siendo los que mejor la estaban pasando. Mi campera impermeable no dejaba de tirar toda el agua que repelía sobre el jean gastado, que parecía pesar más que yo mismo al nacer.
La sudestada finalmente llegó.
Y yo fui el agua helada, fui el viento gélido, los charcos bajo mis pies. No fue caminar en la lluvia, fue ser la lluvia congelando la piel reseca de las manos, el viento pegando en la cara dejando sentir sólo más frío.
Por un rato fui la sudestada.
Llevándome todo por delante, sin detenerme ante nada, sin reparar en nada.
Realmente disfruté ser la sudestada.
Que se venga otra tormenta, voy a estar preparado.
Cada vez más.