martes, 8 de octubre de 2013

"Ya no existen ruedas chiquititas"

De un violento viento de invierno a un aire gentil de primera primavera; me faltarían un balcón, un faso y estoy hecho.
Cada veintiocho días hay luna nueva. La que ahí hay hoy, sonríe.
O se me caga de risa. Pero se me hace simpática. Que se ría nomás, si es contagiosa.

Esta semana no me quita la sonrisa. Que no me la robe. No me la va a robar.


No hay comentarios:

Publicar un comentario