Ir al contenido principal

Chullachaqui

Yo ya no soy yo, pensaba hace un rato sumido en angustia, pena por mí mismo. "Pobre flaco". Tenía miedo de, tan temprano, haberme convertido en un chullachaqui. Un chullachaqui es una imagen vacía de uno mismo, como una foto o una estatua; a la larga, una persona también.
Cumplo 32 años la semana que viene, no puede ser que ya lo sea. Pensé eso en medio de unas ganas de llorar que nunca se concretan, como ya pasó varias veces en el último tiempo. Ni siquiera puedo esbozar lágrimas.
La parte que intenta sobrevivir busca soluciones, después de gritarle a Feli, la gata, mi gata, la que me acompaña todos los días, porque la veo rara y me maúlla todo el tiempo. Le grito que ya tiene comida, que qué quiere. Me presiono las sienes, intento destrabar la mandíbula que acusa bruxismo. El poder a los soviets y la tensión a las cervicales.
Los primeros días fueron de paz y armonía, pero me doy cuenta que hace por lo menos una semana estoy en un lugar ajeno, estoy despojado de un hogar. No un techo y cuatro paredes, un hogar.
Abúlico, apático, apátrida.
Pienso, intentando darme alguna esperanza, que está agotado mi tiempo en esta vida. Es hora de otra cosa, no puedo encontrar el cómo, sólo entiendo que ya es hora.
Y creo que tengo miedo. No, estoy seguro. Tengo miedo. Mucho miedo potenciado por la cercanía del fin de año que significa muchas cosas. Temo que venga de la mano de otros fines; lo pienso y más confirmo lo arrepentido que estoy por primera vez en la vida de haber tomado un camino que no quería.
En la pared del cuarto de quinceañera de mi hermana habían escrito "nunca te traiciones". Lo llevé como bandera, pero hoy veo que se convirtió en un trapo sucio que sin querer uso para limpiar la leche derramada a la que no puedo llorar porque no me sale.
Extraño perder sin traicionarme.
Extraño ser yo.


Comentarios

Entradas populares de este blog

Coger sin coger

Se puede coger sin la pija en la mano.

Más allá de que Annie Clark es una zarpada, en este video me encontré con una escena musicalmente pornográfica. Ella empieza su canción sola, acompañada únicamente por las notas de las melodías que alguna vez sintió, hasta que este violinista que no conozco se mete, invade su música con su música.

Al principio, una sonrisa nomás, crece con el pulso. Hasta que se quiebra el tempo, la intimidad invadida por una nueva que es de a dos, que en realidad es de a sesenta con los espectadores. Pero todos ellos otros no importan en realidad, son los que vibran cuerdas y medio locos los que merecen atención. Y ella lo mira de reojo, y él contesta con una mirada de complicidad.

Es encantador el momento en que dos músicos se entienden por encima de cualquier convención civilizada.


Me hizo acordar a la primera vez que ví este otro video de Mollo con Aristimuño. El artista consagrado e idolatrado se encuentra con un entonces joven talentoso que seguramente lo …

Música para romper todo

A principio de año, antes de tener blog y siquiera pensar en ello, armé una de las que facebook llama "notas".
El tópico: música elevadora. Canciones de esas que te hacen volar a estados mentales más allá de cualquier cosa. Un acorde, un grito, una armonía, un solo, un riff que te hace subir y subir por las nubes hasta ver el universo mismo.

Tuvo muy buena respuesta, muchos se prendieron dando su parecer.
Otro día quizás repita la experiencia acá, puede ser interesante. Pero hoy voy con algo similar: música para romper todo!

Ese tema que te acompaña cuando estás enojado porque te volcaron café caliente encima, un albatros te cagó el auto justo después de lavarlo, te interrumpieron el polvo cuando te faltaban dos bombeos para acabar, te bancaste tres colectivos que no pararon, por amable bajaste del subte para dejar subir gente y te quedaste abajo, la señora adelante tuyo en la cola del banco te ve cara de oyente para sus quejas a la burocracia del sistema, la falta de educación …

Top 3: Tapas de Clarín

Atención. Musicalícese el presente post con ESTE LINK. Lo pondría acá, pero a Blogger no le gustan los videos demasiado largos, y siendo que en realidad es un disco, solo voy a decir: La Ciencia está en hacer llegar  a todxs la historia del país de maneras múltiples y entretenidas, pero comprometidas. Otro día tocará una reseña del disco tema a tema.


Hoy, el gran diario argentino sacó un micrositio donde se pueden ver todas (bueno, casi todas) sus tapas desde su invención.
Empecé este top 3 por diversión, pensando "¿le deberán guita al gerente de marketing del Grupo?". Me equivoqué. Fue bastante triste, y es fácil saber por qué.
Veamos:

3- Arranca el podio una tapa de la cual se empezó a saber más hace no mucho tiempo. El 6 de octubre de 1982, las Madres de Plaza de Mayo aparecían por primera vez en una foto en la portada del diario. ¿De qué manera? ASI. ¿Y cuál es el problema? ESTE.

2- O casualidad, como en la redacción de Clarín les gusta hacer homenajes, repitieron hace o…