Ir al contenido principal

El aprendiz

Está esa manía de pasar todo por la fe. Pero no cualquier fe, es una que se aboca únicamente a una arista pseudoespiritual, totalmente comercial. ¡Que hay una industria, carajo! No es muy difícil de ver, pero la única manera es salir del cerco y mirarlo todo de afuera.

Hay fotos que se disfrutan desde el detalle, pero hay otras que van a dar todo desde su forma. A esas, cuando uno las ve de lejos o en un tamaño un poco más pequeño del habitual, se las puede apreciar como son.
Si se intenta recorrer un valle y decidir sin mapa para qué lado salir al lago que supuestamente está a mano, la desorientación, estando dentro del paisaje, tiene mayores probabilidades que pegarle a qué sueño salió a la cabeza en la quiniela esta mañana. Es eso, un mapa desde afuera, una brújula desde dentro.
Pero esa rosa de los vientos es negada en la Fe, esa que va con mayúscula inicial porque lo dice la Real Academia, esa que está vedada, y son los que se atreven a hacer uso de su cercenado libre albedrío los bienaventurados contempladores de la realidad.
Supongamos por un momento que nos animamos a cuestionar la definición de dios, de aquello que rige la realidad colectiva. Hablo de algo conjunto porque así está aceptado, asumido y protegido. No sea cosa que se nos vayan por las ramas, literalmente.
¿Qué carajo quiero decir? Quiero decir que el sol sale todos los días, cuando se oculta estamos un poco menos bien, un poco menos felices, un poco menos vivos. Cuando es luna llena nos emocionamos pensando en ella, en las historias que cada uno prefiere inventarse, en los peces que vamos a agarrar si fuésemos pescadores. No, pecadores no. ¿Pecado? Es ser humano, así que me importa poco si soy pecador, es cosa de los dioses, no mía.
Vuelvo. Recuerdo unas vacaciones donde no tomé líquido por muchísimas horas y senderos andados, y cuando llegué a destino mi cuerpo entendió que estaba en un momento propicio para reclamar algún alivio para su agotamiento. Eso quiere decir que me sentía tan mal como pocas veces recuerdo, pero no porque la estuviese pasando mal de ánimo. La solución fue tomar líquido de a montones hasta que me volvió el alma al cuerpo. Esa que supuestamente está en el medio del pecho y según en qué creas o se va al infierno seguro o es ella misma un ser superior que trasciende todo lo que nuestro cerebro, nuestra razón logra comprender. Porque está lejos de la razón, y eso que soy una persona hiper racional, pero la piel dice otra cosa. Hay algo adentro, el alma, la esencia, que me habla de lo que una vez fuimos. De lo que todavía somos pero dejamos de oir.

Y es tan placentero oirla. Cuando logramos apagar la vida moderna de la ciudad, sus colores y sonidos sobredimensionados, su droga, su comodidad irresponsable, podemos sentir algo desde muy profundo que nos pide por favor tener algún contacto con la tierra que pisamos, que no nos olvidemos que a fin de cuentas, seamos del reino que la biología quiera que seamos, somos todos lo mismo.

Todo esto no es más que la resistencia, porque esta modernidad en la sociedad ya ganó.
En mí no; pienso dar batalla así me cueste esta vida.

Comentarios

  1. "que no nos olvidemos...., somos todo lo mismo", muy bueno,hijo

    ResponderEliminar
  2. Ay, tenés que leer Amor líquido.
    Aunque no me anime yo misma, cada vez estoy más convencida de que el cuerpo (pero esa parte del cuerpo que no terminamos de comprender, quizás la que roza con el alma) es sabio y que la intuición a veces es mejor amiga que la hiperreflexión.
    Pero no puedo, viste...

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Coger sin coger

Se puede coger sin la pija en la mano.

Más allá de que Annie Clark es una zarpada, en este video me encontré con una escena musicalmente pornográfica. Ella empieza su canción sola, acompañada únicamente por las notas de las melodías que alguna vez sintió, hasta que este violinista que no conozco se mete, invade su música con su música.

Al principio, una sonrisa nomás, crece con el pulso. Hasta que se quiebra el tempo, la intimidad invadida por una nueva que es de a dos, que en realidad es de a sesenta con los espectadores. Pero todos ellos otros no importan en realidad, son los que vibran cuerdas y medio locos los que merecen atención. Y ella lo mira de reojo, y él contesta con una mirada de complicidad.

Es encantador el momento en que dos músicos se entienden por encima de cualquier convención civilizada.


Me hizo acordar a la primera vez que ví este otro video de Mollo con Aristimuño. El artista consagrado e idolatrado se encuentra con un entonces joven talentoso que seguramente lo …

Música para romper todo

A principio de año, antes de tener blog y siquiera pensar en ello, armé una de las que facebook llama "notas".
El tópico: música elevadora. Canciones de esas que te hacen volar a estados mentales más allá de cualquier cosa. Un acorde, un grito, una armonía, un solo, un riff que te hace subir y subir por las nubes hasta ver el universo mismo.

Tuvo muy buena respuesta, muchos se prendieron dando su parecer.
Otro día quizás repita la experiencia acá, puede ser interesante. Pero hoy voy con algo similar: música para romper todo!

Ese tema que te acompaña cuando estás enojado porque te volcaron café caliente encima, un albatros te cagó el auto justo después de lavarlo, te interrumpieron el polvo cuando te faltaban dos bombeos para acabar, te bancaste tres colectivos que no pararon, por amable bajaste del subte para dejar subir gente y te quedaste abajo, la señora adelante tuyo en la cola del banco te ve cara de oyente para sus quejas a la burocracia del sistema, la falta de educación …

Top 3: Tapas de Clarín

Atención. Musicalícese el presente post con ESTE LINK. Lo pondría acá, pero a Blogger no le gustan los videos demasiado largos, y siendo que en realidad es un disco, solo voy a decir: La Ciencia está en hacer llegar  a todxs la historia del país de maneras múltiples y entretenidas, pero comprometidas. Otro día tocará una reseña del disco tema a tema.


Hoy, el gran diario argentino sacó un micrositio donde se pueden ver todas (bueno, casi todas) sus tapas desde su invención.
Empecé este top 3 por diversión, pensando "¿le deberán guita al gerente de marketing del Grupo?". Me equivoqué. Fue bastante triste, y es fácil saber por qué.
Veamos:

3- Arranca el podio una tapa de la cual se empezó a saber más hace no mucho tiempo. El 6 de octubre de 1982, las Madres de Plaza de Mayo aparecían por primera vez en una foto en la portada del diario. ¿De qué manera? ASI. ¿Y cuál es el problema? ESTE.

2- O casualidad, como en la redacción de Clarín les gusta hacer homenajes, repitieron hace o…